Psicovalencia

imagesLQVSKY02

El niño lento se caracteriza por desarrollar todas sus actividades —intelectuales, motrices, sociales— a un ritmo mucho más lento que otros niños de su edad. Algunos niños son más lentos que otros a la hora de realizar todas sus actividades de la vida diaria. En ocasiones, esto responde a un problema de falta de hábitos, otras está relacionado con problemas de organización y la dificultad de concentrarse en lo que están haciendo es ese momento. A veces, los niños, realmente, no son lentos pero las exigencias de sus padres en cuánto a los tiempos son excesivas.  Sin embargo, cuando detectamos que el hecho de “ser lento” está afectando de manera significativa la vida del niño en su entorno familiar, escolar y social, debemos plantearnos acudir a un especialista para realizar una evaluación. El primer paso es descarta un posible problema médico.  Posteriormente, podemos realizar una  evaluación psicopedagógica para valorar si existen algunos…

Ver la entrada original 364 palabras más

Anuncios